Incio » Noticias, Opinión

SAN-LUI-SE-ÑOS, señora

[20 febrero 2017]
SAN-LUI-SE-ÑOS, señora
Hace algunos días pasaron en “Intratables”, el programa que conduce Santiago del Moro, un informe sobre el estado del sistema de salud de la provincia de San Luis y sus “extrañas prioridades”. La novedad era que el gobernador Alberto Rodríguez Saá, instaló una clínica para realizar cirugías de reasignación de sexo, en un hospital de la localidad de Potrero de los Funes.

La decisión política de incluir al sistema de salud pública este tipo de intervenciones, da cumplimiento a lo que prevé la Ley de Identidad de Género. Pero parece que el derecho humano a la identidad de género no es una prioridad para los periodistas y panelistas del programa.

En el informe denominado “Salud en crisis y escrache a Rodríguez Saá”, mostraron también movimientos sindicales, vecinos y vecinas de la ciudad de Merlo manifestándose por la falta de personal e insumos, por la necesidad de una terapia intensiva y por derecho de las mujeres a parir en sus localidades de residencia, sin tener que obligatoriamente trasladarse a la ciudad de San Luis, como pasa en la gran mayoría de las localidades del interior de la provincia.

Aunque el documento audiovisual emitido por dicho programa no representaba ni un poco la situación sanitaria de la provincia, la intencionalidad en el mensaje era clara: una cosa en contraposición a otra. Como si no fueran igualmente importantes y no debieran ser igualmente atendibles por el Estado. Siempre clasificando, jerarquizando, discriminando. En tal sentido, la federación LGBT ya solicitó su derecho a réplica. Claro que ese es UNO de los objetivos al plantear el tema. Claro está que tienen que ‘pegarle’ al gobernador, como a cualquier otro que manifieste una disidencia a las políticas que lleva a cabo el presidente Macri.

En realidad, lo que más me llamó la atención es que cuando vuelven al piso, los panelistas y el conductor no pudieron esconder su característica risa burlona, símbolo de la frivolidad con la que tratan casi todos los temas. Pero además, cualquiera que se remita al archivo, se dará cuenta que en realidad se burlaban de las características de sus propios compatriotas, de la forma en que hablamos, de nuestros tonos, de la manera en que nos vemos reflejados y expuestos en una pantalla en la que por lo general no aparecemos, no encajamos, que muy rara vez relata nuestra realidades, nuestras historias, nuestras vidas. Y cuando aparecemos, somos para ellos una especie de experimento raro, que lo primero que les provoca es RISA. Se burlan de nuestra forma de expresar una identidad,  claramente disímil a la de la urbe porteña.

Tal es así, que Liliana Franco quiso pronunciar el gentilicio de los habitantes de mi provincia. ‘Sanluseños’, dijo dudando -risa de por medio-. No pudo. No está en su repertorio ni les interesa. Y lo peor es que lo hacen con la tranquilidad de saberse justificados por un Estado cuya máxima autoridad promete un puerto para Santiago del Estero. Insultan nuestra identidad porque no nos conocen ni nos representan.

No nos acostumbremos a la violencia mediática ni a que presuntos periodistas hablen por nosotros, cuando son portavoces del centralismo más salvaje. No nos quedemos callados mientras avanzan contra el federalismo que el proyecto político encabezado por Néstor y Cristina se encargó de reconstruir a través de infinidad de derechos y políticas públicas.

Defender nuestra identidad y luchar por una Patria justa y federal es la garantía de que más temprano que tarde vamos a volver mejores, para seguir construyendo un país que nos incluya a todos y a todas, pero de verdad. Y también en los medios de comunicación.

*Por Daniela Serrano – La Cámpora San Luis



Etiquetas: